Saltar al contenido

Técnica del carboncillo

La Técnica del Carboncillo

El carboncillo puede ser la primera herramienta que utilizara el hombre para expresarse de una forma pictórica y dibujar tanto en superficie como en su cuerpo. Era el material resultante del residuo en la quema concreta de la madera.

Papel difuminos y carboncillo

A lo largo de la historia los artistas lo, utilizándolo para bocetar y  también como obra  final.

Es la base de los artistas y que atreves de ella se han ido cogiendo las cualidades  de perspectiva y volumen, así como la representación y  rectificación, los problemas relativos a la luz.

En nuestros días e carboncillo se realiza con una quema controlada en atmosfera reductora libre de oxigeno de una rama de vid, sauce, encina, abedul o brezo u otra maderas seleccionada con la finalidad de que no tengan nudos para crear un bastoncillo lo más homogéneo, en la quema controlada que se denomina de reducción o carbonización se convierte  esto cilindros, bastoncillos o pequeños troncos en un carbón blando y suave, casi un polvo amalgamado de forma natural.

El carboncillo así preparado tiene una dureza débil pero el tono siempre es el mismo, cambiando solo grosor de las barras de carboncillo y cada grosor o forma de las mismas puede usarse para diferentes técnicas de trazo.

Hacer Arte con CARBONCILLO

En la técnica del carboncillo en muy  gráfica  ya que sobre el papel se plasmara los trazos, líneas y  difuminados de esta barra carbonizada adhiriendo el polvillo de este a el papel con nuestros trazados.  Al arrastrar este polvillo con nuestras manos, dedos o cualquier otro material, como un trapo  o bayeta  generaremos difuminados  siento esto muy interesante para generar luces y sombras en nuestro dibujos.

Para poder comprender como debemos operar con el carbón también debemos conocer el papel. Se puede dibujar al carboncillo con tipo de papel, a excepción de los que sean brillante o satinados ya que el polvillo del carboncillo no agarrara.

Necesitamos papeles porosos para que el polvo de carbón se introduzca en las fibras del papel y se quede impregnado en ellas, la suma de este polvo acumulado creará diferentes tonos sobre el papel que serán los que nos permitan estudiar las diferentes  luces de nuestro modelo. Para comenzar el aprendizaje de la técnica se recomiendan dos tipos, el papel continuo especialmente para el encaje y el papel Ingres, adecuado para el encaje y para el claroscuro.

El papel y su textura a utilizar dependerá del resultado que a perseguir, pero como dijimos que es la base de cualquier artista  también se puede bocetar el dibujo antes de pintar al óleo o al acrílico, generando para este cometido solo los trazos más relevante.

Si la obra fuera con un resultado final el papel este deberá ser de calidad, y  poroso. No sirven los de brillo y  satinados ya que en estos carboncillo patinara sin adherirse el polvillo característico

Materiales a emplear en esta técnica

  • Bastoncillos de carboncillo
  • Papel de calidad para obra termina
  • Papel verjurado o estraza para practicar
  • Difuminos
  • Trapos o bayetas
  • Tabla de madera para sujetar el papel
  • Cinta de carrocero para sujetar el papel a la madera
  • Caballete de Bellas Artes como  para colocar la madera
  • Spray

Esta técnica es básica  pero es esencial dominarla para otras Bellas Ates como la pintura al óleo, el pastel, el dibujo a lápiz de grafito, de colores, la sanguina, ceras y cualquier técnica que se base en las volúmenes, formas y luces.

Practicarla es sencillo utilizaremos un caballete de pintor, en el colocaremos una tabla más grande que el papel que utilizaremos con la y la sujetaremos con chincheta o cinta de carrocero (recomendado)

La calidad del papel 100% algodón, o si simplemente es para bosquejo o ensayos  utilizaremos papel de baja calidad, con el verjurado, u otro más inferior, el denominado de estraza. Estos pueden ser comprados por rollos o pliegos, también hay cuadernillos o bloc con varias  hojas.

Utilizaremos los difuminos para difuminar, dar volúmenes a las formas a través de las luces y las sombras, también puede valer trapos o bayetas. Con la experiencia descubrirás los que mejor se adaptan a ti.

Una vez terminada la obra quedara el dibujo quedará inconsistente ya que el polvillo adherido al papel estará depositado de forma precario, por lo que es recomendable que se le aplique un fijador de calidad, este no debe amarillar el papel con el paso del tiempo por lo que hay en el mercado producto específicos y de calidad en forma de spray fijador.